Deprecated: Function split() is deprecated in /www/agroactual/htdocs/templates/rt_versatility/index.php on line 5
GIRASOL: “LA OLEAGINOSA DE LOS AMBIENTES SEMIARIDOS”.











GIRASOL: “LA OLEAGINOSA DE LOS AMBIENTES SEMIARIDOS”. Print E-mail
El girasol es un cultivo con una gran plasticidad vegetativa y reproductiva. Sin embargo, si conocemos las distintas etapas de su crecimiento, y los momentos en que va definiendo los componentes del rendimiento (número de granos por metro cuadrado, peso de los granos y concentración de materia grasa),  podemos tomar decisiones (fecha de siembra, ciclo del híbrido, etc) que permitan incrementar la producción.

Un aspecto de superlativa importancia es conocer el período critico del cultivo, es decir aquel momento del ciclo ontogénico del girasol, en el cual un estrés, ya sea biótico o abiótico, afectará de forma muy importante el rinde.

Conociendo esto, y pudiendo predecir el momento de ocurrencia en el tiempo, podremos hacer que el mismo coincida con una fecha en la que disponemos del mejor ambiente posible para el sitio en cuestión.

Para estudiar el ciclo del girasol podemos dividir el mismo en cuatro fases:

  1. Siembra-emergencia.
  2. Emergencia- iniciación floral.
  3. Iniciación floral-floración.
  4. Floración-madurez fisiológica.

Los factores ambientales que controlan dichas fases son la temperatura (en todas ellas) y fotoperíodo o duración de la horas de luz (en algunas de ellas).

En la fase 1 (Siembra-emergencia) la temperatura es el factor mas importante, la temperatura óptima de germinación es de 26 ºC, con un rango de temperatura máxima de 40 ºC y mínima de entre 3 y 6 ºC (CONNOR y may, 1997).

Otros factores que afectan esta etapa son las condiciones hídricas del suelo, la profundidad de siembra y la calidad de la semilla (poder germinativo, viabilidad, vigor de plántula).

La fase 2 (Emergencia-iniciación floral) comienza con la emergencia de plántula y finaliza cuando el ápice de la planta (la punta), deja de producir hojas y empieza a producir estructuras que se convertirán en flores, para decirlo de una manera sencilla.

Aquí  se define la capacidad potencial del cultivo de producir área foliar, quedando definido el número de hojas, paralelamente se inicia la expansión de las mismas. En la región pampeana esto ocurre cuando tenemos alrededor de 6 hojas expandidas (20-30 días después de la siembra). La duración de esta etapa es menor, a medida que tenemos mayor temperatura y radiación.

La fase 3 (Iniciación floral-floración) comienza con la aparición de los primeros primordiós florales en el ápice (la punta de la planta) y culmina con la antesis (apertura) de las primeras flores, en la periferia del capitulo (cabeza de girasol). A mayor temperatura, mayor diferenciación de flores, pero se acorta el tiempo de duración de la fase.

Al final de la misma, queda fijo la cantidad potencial de granos por capitulo, pues cada flor es un posible grano. Esto ocurre en nuestro lote alrededor de 35 a 45 días desde la siembra. La temperatura óptima para lograr el mayor número de flores está en el rango de 20-30 ºC (Climenti y col., 2001).

La  fase 4 (Floración-madurez), comienza con la antesis de las primeras flores alrededor del capitulo, y finaliza con la madurez fisiológica, es decir, cuando los granos alcanzan su máximo peso seco, en otras palabras la planta no los "llena mas".

Debemos resaltar que el componente de rinde mas importante es el número de granos por unidad de superficie (Cantagallo y col, 1997). El momento del ciclo del cultivo en el cual esto se define, es alrededor de 30 días antes y 20 días después de la antesis, es decir la apertura de las primeras flores, (Climenti y col, 2000). Cualquier estrés que tengamos en este momento (agua, nitrógeno, radiación, maleza, insectos, etc.) lo pagaremos con menor producción.

Un párrafo aparte merece la siembra de segunda de girasol, en general, este tipo de experiencias no son tan exitosas. Los atrasos en las fechas de siembra, disminuyen hasta un 40 % el rinde potencial, por efecto de menor radiación  interceptada acumulada durante el cuaje y llenado de granos, lo que ocurre porque hacia final del verano tenemos una menor radiación incidente, y además, por una mayor tasa de senescencia de hojas.

En la próxima edición seguiremos abordando aspectos productivos y de mercado de esta oleaginosa, a los efectos de pensar juntos la mejor estrategia que nos permita refugiarnos en este cultivo, singularmente rustico a las condiciones de estrés hídrico que tan a menudo se presentan en nuestra querida provincia de La Pampa. 

Mariano Fava- Ingeniero Agrónomo

(MP: 607 CIALP)

Posgrado en Agronegocios y Alimentos

This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it  

 

Macachin

Gral Acha

Victorica

25 de Mayo

Edo. Castex

Santa Isabel

Santa Rosa

Gral Pico