Deprecated: Function split() is deprecated in /www/agroactual/htdocs/templates/rt_versatility/index.php on line 5
COBERTURA VEGETAL VS DISPONIBILIDAD FORRAJERA











COBERTURA VEGETAL VS DISPONIBILIDAD FORRAJERA Print E-mail
 

ImageEn artículos anteriores hemos diferenciado lo que se conoce en Edafología, (estudio del suelo), como fertilidad física del suelo, de lo que representa la fertilidad química del mismo.

La primera, esta relacionada a la resistencia a la compactación, porosidad (intercambio gaseosa), captación y almacenaje de humedad, etc.. Para mantener o mejorar la fertilidad física, debemos evitar la pérdida de materia orgánica de los suelo, lo cual se logra con siembra directa y el aporte de grandes cantidades de rastrojo (carbono, que representa mas o menos el 58 % de la materia orgánica edáfica).

 

La fertilidad química hace referencia a la disponibilidad de nutrientes (nitrógeno, fósforo, azufre, etc.) para los cultivos y microorganismos del suelo. Salvo el nitrógeno que se fija libremente del aire, a través de las leguminosas (soja, trébol, vicia, etc), el resto deben ser repuestos vía fertilizantes.

A mayor producción de un cultivo por hectárea, mayor es la tasa de extracción de nutrientes, sin embargo toda moneda tiene dos caras, y el hecho de que un cultivo tenga un elevado rendimiento en granos, también generará mucho volumen de rastrojo de cosecha, lo cual contribuye a la fertilidad física.

Por otra parte, si el cultivo tuvo una buena performance, seguramente el margen bruto por hectárea permitirá un buen paquete tecnológico, que contemple una fertilización balanceada, reponiendo la mayor proporción posible de los elementos exportados del lote vía granos, cerrando un ciclo productivo sustentable en el tiempo, económica y ambientalmente hablando.

Si bien todos los nutrientes son importantes, los mismos se agrupan en macro nutrientes (nitrógeno, fósforo y azufre) y micro nutrientes (potasio, boro, etc.). Hay uno que lo podríamos calificar como el mega nutriente, y es el "CARBONO".

Este ultimo, por mas dinero que se tenga no se puede comprar en la agronomía y esparcirlo por el campo, como en el caso de los demás elementos que nos provee la industria de los fertilizantes. Por ello nos debe preocupar sobre manera, el "BALANCE DE CARBONO" de nuestro campo.

Si se parte de una situación de elevado contenido de materia orgánica en el suelo, debemos tener como objetivo de base un balance cero, es decir, reponer vía los rastrojos lo mismo que se pierde por un proceso natural, denominado MINERALIZACION.

Esta se produce básicamente por acción de los microorganismos del suelo, que la consumen y liberan nutrientes para las plantas y dióxido de carbono a la atmósfera. La labranza y el pastoreo  favorecen y aceleran este proceso.

Sin embargo es falsa la afirmación que un sistema de siembra directa no es compatible con el pastoreo de rastrojos, sobre todos en años particularmente complicados desde el punto de vista del forraje como el actual.

Lo que si es correcto decir, es que la siembra directa exige no pastorear los rastrojos mas allá de un umbral mínimo de cobertura que rondaría los dos mil kilogramos de materia seca por hectárea, de manera de poder asegurarnos los beneficios de a corto y largo plazo de este sistema de producción.

En resumen, la conjunción de siembra directa, fertilización de cultivos, rotación con fuerte presencia de gramíneas y pastoreo racional de los rastrojos, monitoreando el nivel de decobertura (desaparición del rastrojo a causa de la herbivoria), son las herramientas técnicas  que contribuyen a lograr un balance cero o positivo de carbono, dependiendo de la situación inicial de la que se encuentre el potrero, evitando de esta manera producir la degradación del recurso natural suelo, verdadero costo oculto que el empresario deberá considerar a corto plazo.

Por lo tanto aquel amigo productor que abrazó el sistema de siembra directa, y hoy cuenta con buena cobertura en sus lotes, deberá perseverar mas que nunca, evitando verse tentado por alguna renta ocasional que le signifique sobre pastorear sus potreros, eliminando la protección de detritus vegetales que tanto esfuerzo,  tiempo y dinero le ha significado, pues si los años siguen seco, le será mas útil que nunca. 

Mariano Fava- Ingeniero Agrónomo

(MP: 607 CIALP)

Posgrado en Agronegocios y Alimentos

This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

 

Macachin

Gral Acha

Victorica

25 de Mayo

Edo. Castex

Santa Isabel

Santa Rosa

Gral Pico